La batalla entre los bancos y usuarios por la clausula suelo

By | 8 noviembre, 2015

Parece que la batalla entre los consumidores y los bancos la están perdiendo esta vez los gigantes, y nos estamos refiriendo a la guerra de las condiciones unilaterales impuestas en contratos hipotecarios, es decir, la famosa cláusula suelo, que no es otra cosa sino un tipo mínimo de interés que se te está aplicando en tu cuota mensual de préstamo, aunque en el contrato de préstamo se haya pactado un tipo de interés variable.

La pregunta que nos solemos hacer es ¿Porque es abusiva este tipo de clausula?

Jurídicamente hablando es porque no se han cumplido unos controles de transparencia, es impuesta de manera unilateral por parte de la entidad bancaria, no existe contraprestación en las obligaciones, es decir, el cliente se obliga a pagar un mínimo,  está camuflada bajo una maraña de números y datos siendo por tanto difícil de identificar, careciendo por tanto dicho contrato de préstamo hipotecario de trasparencia. ¿A que no le explicaron en ningún momento la existencia de un mínimo en su contrato de préstamo hipotecario, ni le explicaron o le ofrecieron simuladores para que comprendierais que en caso de que el Euribor bajase (algo probable porque ya se venía dando antes de 2007) usted tenía que pagar un mínimo de interés? Ahí está la faltad e trasparencia.

Es por ello que la mayoría de las personas se dieron cuenta de que algo pasaba con su cuota mensual porque sus hipotecas no les bajaba, sin embargo, la cuota de un familiar o vecino si venia bajando, así es cuando la mayoría de nosotros nos dimos cuenta de la existencia de la cláusula suelo en nuestro contrato de préstamo hipotecario.

¿Cómo podemos identificarla?

Lo mejor es acudir a profesionales en la materia como el caso de denunciator pero a simple vista si con la bajada del Euribor no se han visto beneficiados, es decir, si al bajar el Euribor su cuota mensual periódica de préstamo hipotecario no ha bajado, es muy probable que tengáis clausula suelo, o in índice de referencia que no sea Euribor como viene siendo el IRPH, siendo la bajada de este último indicie muy lenta e inferior a la del Euribor.

Para identificar la cláusula suelo podéis coger vuestro contrato de préstamo hipotecario y buscar las estipulaciones donde se establecen los intereses ordinarios  que suele ser en la cláusula tercer y/o tercera bis, aparece en un parrafito exponiendo lo siguiente “en ningún momento el interés aplicable al prestatario será inferior al X% nominal anual ni superior al X%” (si hubiere en este último caso clausula techo).

Tenéis que tener presente que no en todos los contratos de préstamo hipotecario viene especificado de la misma manera, depende del caso concreto y si seguís con dudas o aun no habéis identificado la mencionada clausula lo recomendable es que acudáis a un abogado que os asesore.

Recomendamos que demandéis a vuestra entidad bancaria, no le tengáis miedo puesto que desde el pronunciamiento del Tribunal Supremo en su Sentencia de 9 de Mayo de 2013, reconoce dicha cláusula como abusiva y por consiguiente nula, devolviendo las cantidades cobradas de más desde mayo de 2013. Eso quiere decir que hay jurisprudencia y por lo tanto los jueces y tribunales de nuestras provincias se tienen que acoger a la misma.