Minicréditos: una solución para solventar problemas de liquidez

By | 11 julio, 2017

 

prestamos moneyman

Son muchas las familias que, de repente, se ven inmersas en un momento económicamente complicado, en el que aparece algún gasto inesperado que termina por afectar a las finanzas de un determinado mes y creando un problema de liquidez: un electrodoméstico que se estropea, una avería en el coche, la vuelta al cole o una factura de luz más alta de lo normal. Situaciones cotidianas para las que, irremediablemente, hay que buscar una solución. Y los minicréditos pueden ser una de ellas.

Los minicréditos son unos productos financieros que, de manera rápida, sin papeleos interminables y a través del ordenador, tablet o móvil, desde cualquier punto del país, permiten disponer al usuario de una cantidad de dinero necesaria para solventar esa dificultad puntual a la que tiene que hacer frente.

Son productos adecuados cuando es imprescindible obtener esa liquidez de forma inmediata, cuando la razón para hacerlo no es cubrir un gasto habitual, es una circunstancia que está delimitada en el tiempo y no es posible aplazar el pago.

Al acceder a este tipo de préstamos online, que generalmente no son de mucha cantidad y cuya devolución es fácilmente asumible después (sobre todo si se hace en el menor plazo posible), el cliente dispone inmediatamente de liquidez para poder hacer frente a ese gasto puntual y extraordinario; eso sí, no son soluciones pensadas para, por ejemplo, pagar una deuda más grande, refinanciar otro préstamo, cubrir un gasto fijo o si no tenemos ingresos fijos, ya que están diseñados para resolver problemas puntuales, concretos e inesperados en una economía doméstica con cierta solvencia y estabilidad.

 

Cómo solicitar un minicrédito

Cada empresa especializada establece sus propios requisitos. Lo que tienen en común es que son entidades que trabajan a través de Internet y, por tanto, están accesibles a cualquier hora, desde cualquier lugar de la geografía y sin tener que acudir a una oficina física para realizar tediosos trámites burocráticos. Sin esperas ni complicaciones.

Analizamos el funcionamiento de, por ejemplo, una de ellas. MoneyMan ofrece minicréditos rápidos online para que la persona disponga de cierta liquidez para poder arreglar este inconveniente financiero llegado sin previo aviso. A través de su página web el usuario tiene opción de elegir el importe que desea obtener (entre un mínimo de 50 euros y hasta un máximo de 1.200 euros, si ya se es cliente) y el plazo en el que quiere devolverlo (entre cinco y 62 días, o más si la cantidad supera los 900 euros). La solicitud se procesa y si la respuesta es afirmativa dispondrá del dinero solicitado en muy poco tiempo.

Generalmente los periodos de devolución no son demasiado amplios para evitar excesivas demoras y gastos añadidos. Al ser un problema concreto lo normal es que, cuando se cobre la próxima nómina al mes siguiente, se haga la devolución de este préstamo online.

Hay situaciones que llegan sin avisar y nos sorprenden, pero no por ello tenemos que dejar de afrontarlas. Existen soluciones a medida para eso, y únicamente hay que encontrar la más adecuada en cada caso.